domingo, 22 de febrero de 2009

Belloch, Escrivá y Rita la cantaora.

Hace unos días saltó la noticia de que el gran alcalde de mi ciudad (Zaragoza) quería dedicarle una calle al "santo" Escrivá de Balaguer, fundador del OPUS. Según él, este hombre, hecho santo por la iglesia católica (esa gran hipócrita), tiene méritos suficientes como para que le sea concedida una calle con su nombre.

En un principio y aplicando la Ley de la Memoria Histórica iba a cambiar la actual General Sueiro (este otro individuo perteneció a la cúpula militar del franquismo) por la del opusiano más célebre. Al final se retractó parcialmente y le pondrá otro nombre a la actual G. Sueiro (por si alguien no lo sabe, esta calle pertenece a la llamada zona pija), pero va a seguir adelante con la idea de que los maños tengamos que decir: -Gire a la derecha, cruce todo Escrivá de Balaguer y encontrará el puticlub (ojalá pongan uno)-. Hasta aquí, más o menos he hablado sin escupir. Ahora viene lo bueno.

El Señor Belloch, ha decidido unilateralmente colocar el nombre de tan ilustre franquista a una calle, sin percatarse del error que supone pasar por encima de la Ley que quiere hacer cumplir. El fundador del Opus, no sólo era franquista, es que además era un sectario de mil pares de narices. Creó una "organización" bajo el cobijo de la ilgesia católica, una secta que degrada a los numerarios de a pie y enardece a los que tienen pasta. Aunque lo que es aún más fuerte es que a las mujeres las trata como mero objeto de discreción, servicio y limpieza. Según él, no son capaces de más. Y otro hecho muy interesante es que apoya activamente las acciones de mortificación, sobre todo el uso del cilicio al menos durante dos horas al día. Si a eso le unimos que separa familias, se lleva la pasta del pobre que cae en la trampa... Me entran ganas de quemar la palquita de la calle de marras, ya que no puedo hacer nada más. Obviamente no quemaré nada, soy una chica muy bien educada (y tampoco soy tonta), pero las ganas no me las quita nadie.

Habrá gente que piense que hablo por hablar, a la ligera. Vi cómo captaban a una amiga del colegio de la que nunca más supimos nada (su familia tampoco) y fueron tan torpes de intentar captarme a mí. Van a por los adolescentes con problemas familiares y los "conquistan" con su verborrea facilona y les ofrecen trabajo -siempre limpiando- muy bien remunerado -me río por no llorar-, por tan sólo 16 horas al día de nuestros días tontos . Si no estás muy atenta, las pequeñas serpientes te devoran la autoestima y te anulan. Vamos, que son un encanto. Por lo menos se toparon conmigo a mis tiernos 18 y se dieron cuenta de que yo podía ser más capulla que ellos.

Nos tragaremos la callecita de marras, pero cuidado, que después viene la de Jiménez Losantos, otro "gran" aragonés de pro. Una pena que Manuel Fraga no sea de la tierra, a pesar de su apellido.

Así que amigo Belloch, te has lucido. Propongo la calle del Tercer Reich, la calle de Hitler o la de esos simpáticos amiguitos que queman cruces y llevan capirotes. Y cuidado que no es toy comparando, pero el silicio en menores es una tortura simple y llanamente. Será por calles, ¿no creen? De momento voy a ver si bajo la peli de "Camino" y me inspiro. Escrivá siempre me han inspirado de una manera muy particular. Ya os diré.


PD: No me interesa entrar en polémicas, así que aquellos que quieran criticar, que lo hagan con la mayor educación posible. Este blog no se hace responsable de las opiniones vertidas (jajaja) contra Monseñor y menos de lo que acabo de escribir, que es muy tarde y me estoy durmiendo. Hala, se abre la veda.

12 comentarios:

  1. uuffff ojito con esta gente... muy bien lo has descrito :)
    besitos y me pasare por aqui de vez en cuando :)
    soy Alba del blog ;)

    ResponderEliminar
  2. Tened cuidado, Corde... Me parece que George Bush tiene un tatarabuelo o algo natural de Calatayud. A ver si os lo entrucan también.

    Lo de Jimenez Losantos ya se hará, no lo dudes. Aunque esperarán a canonizarlo antes, por el que dirán...

    Si te digo la verdad no entiendo mucho de religiones, me dan un poco igual todas (salvo la del Atleti, que es la que profeso con abnegación). Pero esta rama del Opus Dei creo que está basada en el elitismo más rancio, ¿no? Vaya, que cuanto más dinero se tiene, más cerca se está de Dios.

    Curioseando un poco he encontrado algunas joyitas del Santo Jose María, como esta:

    "Si queréis entregaros a Dios en el mundo, antes que sabios -ellas no hace falta que sean sabias: basta que sean discretas- habéis de ser espirituales, muy unidas al Señor por la oración: habéis de llevar un manto invisible que cubra todos y cada uno de vuestros sentidos y potencias: orar, orar y orar; expiar, expiar y expiar."

    Debió ser buena pieza el gachó. Parece que tuvo una relación de amor odio con Franco. Igual le gustaba su poltrona, vete a saber.

    Pues nada, Corde, resignación cristiana ante lo de la calle. Como la vida está llena de ironías, ya verás como sí acaban poniendo un Puticlub en ella.

    Si Don Jose María levantase la cabeza...

    Amén.

    ResponderEliminar
  3. Mamina de mi vida...
    Orar, orar, orar, expiar, expiar, expiar... virgen santa...
    Bs

    ResponderEliminar
  4. yo no diria mas cosas creo que tu lo has dicho todo muybien.
    Dime tambien vajas pelis? jijiji
    Un besito

    ResponderEliminar
  5. oh me olvidaba vi tu nick en blog de TVE :D (soy_friky)

    ResponderEliminar
  6. Gracias,Corde, por hablar tan claro y por posicionarte en tantas facetas de la vida.

    Yo viví un año en tu ciudad, a principios de los años 80.
    La primera impresión que tuve fue la de estar entre gente muy franca, y veo que no me equivoqué, conociéndote como te conozco ahora. Pero además me pareció a mí que en tu ciudad, entonces, el tiempo transcurría más despacio que en otras ciudades españolas.
    Barcelona, de donde provengo, no tiene más mérito que el hecho de ser una ciudad estratégicamente situada, porque es una ciudad costera y portuaria, y por tanto expuesta a influencias exteriores desde aantiguo. No creas que la idealizo.
    El caso es que en tu ciudad, en aquel tiempo, no veía más que sotanas (nada de clergymans, demasiado progresista) y militares. Y eso deja una impronta que la gente como tú y tantos tiene que soportar.
    Paciencia.
    Me adhiero al deseo del puticlub.

    ResponderEliminar
  7. El Opus Dei es una secta, de caracter destructivo, con todos los elementos propios de este tipo de organizaciones. la diferencia con otras sectas ha sido la influencia en la educación, la política, la economía y la sociedad de este país que ha tenido y sigue teniendo. Toda secta elitista es al mismo tiempo racista, xenófoba y discriminatoria en muchos sentidos.

    Dedicarles una calle, aunque sea a través del supuesto recuerdo a su fundador me parece sinceramente aberrante.

    Yo lo único que le deseo a esa posible calle es que cambie de nombre.

    gracias Acorde.

    ResponderEliminar
  8. Ufff... vaaaya teeelitaaa!
    Espero que estés mejor, Corde.
    Solo quería mandarte un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  9. jolin, cuanto has escrito desde que no entro por acá!! Vaya, y menudo tema interesante, niña. Yo intento ser educada siempre, incluso cuando me llevan los demonios, incluso cuando tengo que dar mi opinión sobre un IMPRESENTABLE del calibre del Escrivá este. Menudo tipejo, qué quieres que te diga, y que siento mucho que sea de la tierra.
    Valiente gilipollas...ups, perdón, dije que iba a ser educada.

    ResponderEliminar
  10. Ah, lo olvidaba. Conozco a cierto ser cercano a mi entorno que sigue esta secta. Jamás habla de ello, pero la policia no es tonta.

    Me pregunto si nunca habla de ello porque se avergüenza o porque se lo prohiben...aunque en el fondo me la suda.
    Lo que me jode es que va de salvador de la humanidad y de tio sensible con la mujer, como si realmente le importara que se nos humille. La semana pasada,por ejemplo, no paró de decir que el lenguaje era muy machista, como si realmente le molestara cuando en realidad se la suda (como él a mi).

    Valiente hipócrita. Valientes hipócritas todos. Por mi pueden irse al infierno, pero no ese que prodigan sino el otro, el de verse pobres en un país en guerra, desamparados, humillados, olvidados, apartados de la sociedad como si tuvieran la peste. Exactamente igual que hacen ellos con los homosexuales, las personas de otras étnias, y religiones, la mujer y todos los que no son como ellos.

    Ala, ya lo he dicho. Y qué agusto me he quedado. :)

    ResponderEliminar
  11. Plas, plas, plas, querida. La aplaudo y estoy con usted al cien por cien. Que les den por donde más les duela (el dinero, supongo).

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar