sábado, 25 de octubre de 2008

Pensamientos al aire

-Ayer, estaba soñando y me desperté con una gran duda. Es una duda un poco peliculera, pero duda al fin y al cabo. ¿Qué pasaría si en un momento dado de mi vida tuviera que hacer una elección trascendental del tipo: Para hacer algo realmente bueno (salvar una vida o similar) he de morir y si quiero seguir viviendo debo vivir el resto de mi vida sola, sin nadie que me apoye, porque habré cometido un error imperdonable? El caso es que a mí morir tampoco me importa mucho mientras no haya dolor por medio, pensé. Pero no sé, supongo que sería estar en la situación.


-En la tele sólo se habla de la crisis económica. ¿Será todo tan malo como lo pintan? La verdad es que a pesar de tener trabajo fijo, termino en números rojos todos los meses. Será cuestión de replantearse de nuevo el sistema de valores y de gastos, así que me pondré a ello.

-Llevo ya un tiempo dándome cuenta de que no soy una buena maestra. Sé que me falta experiencia, pero es que veo a mis compañeros cómo hacen funcionar una clase y lo que son capaces de hacer y pienso que no estoy hecha para esto. Mi compañera dice que ellos llevan dando clase toda la vida y nosotras acabamos de empezar, pero si me fijo en mis compañeros de educación física (los dos más jóvenes que yo) llego a la misma conclusión. Hago lo que puedo, pero creo que no es suficiente. Así que debería ponerme las pilas y utilizar recursos que nunca he empleado por miedo a que no salgan como espero. ¿Si no lo intento ahora cuándo seré capaz de hacerlo?

-Me parece un horror lo que han hecho con esta canción que tanto me gustaba en mi primera adolescencia. Promise me de Beverly Craven en la versión española de Rosa López, Júrame. ¿Por qué se tiende a estropear canciones que estaban bien (a mi parecer) para hacer verdaderas chapuzas? Todo el año de Guinea escuchando la canción y ahora quieren destrozarme los recuerdos y mis oídos. No es normal, vaya.

-He de reconocer que ando algo sorprendida por la decisión de mi madre. Desde que salió del hospital, hace una semana, no ha fumado. Parece que le vio las orejas al lobo y quiere intentarlo, cosa que me alegra un montón. Sólo me gustaría que se las hubiese visto hace un par de años y tendría mejor pronóstico del que tiene ahora. Pero estoy muy contenta y espero que no sea demasiado tarde.

-Mi último pensamiento y no por ello el menos importante, sino todo lo contrario, es para Carlos el marido de Bea. Queda menos para presentar las firmas al ministro Pérez Rubalcaba y me gustaría que la gente siguiera apoyándole. Por eso y sin ánimo de ser cansina -si lo soy en este tema no me importa- os dejo de nuevo la dirección para poder firmar on line: http://maxpordo.blogspot.com Porque aunque Bea merecía llevar puesto un casco y no le dejaron, sus compañeros tienen derecho a llevarlo.

lunes, 20 de octubre de 2008

Ocupada

Cumplo dos años y de repente, casi desaprezco del mapa bloguero. Y es que, últimamente ando algo ocupada.

Desde el viernes por la tarde mi madre anda por casa, lo cual es genial (de momento no fuma). Aunque el fin de semana me entretuve con la visita de mis tíos de Madrid, dos bodas el mismo día y una gotera en el cielo que casi me deja seca.

Como madre ha regresado, me toca empezar de nuevo a intentar cuidarme. Y como casi no puedo andar, he decidido ir al médico, el cual me manda a más médicos... Total, que paso las tardes muy entretenida viendo a los bichos de la bata blanca.

Pero lo que más me mantiene ocupada es mi trabajo. Bendito trabajo... Debo corregir dos exámenes, con sus hojas de estudio correspondientes y los cuadernos de esas dos asignaturas. Y además me toca prparar las clases de "Cono", que versan sobre la reproducción humana. Y como a estas edades no son nada curiosos sobre el tema de marras, me paso el día respondiendo dudas que para los chic@s será muy interesante, pero que me ponen en algún que otro aprieto. ESo me pasa por tirarme el rollo con ellos -ante todo naturalidad, les dije- y luego me van preguntando qué es la marcha atrás, de cuántos colores puede ser el semen, qué es el beso negro y varias cositas más. Alguna no la pienso contestar (la del beso negro) , más que nada para no tener complejo de sexóloga y permitir a los padres que sepan en qué piensan sus hijos y les digan lo que crean conveniente. Yo pondré un vídeo muy bonito (En el vientre materno) y un examen jodidillo pá compensar tanto sufrimiento y vergüenza porque hoy no dejaban de mirarme las tetas cuando me he puesto a hablar sobre las mamas y las funciones que realizan.

Así que ahí les dejo, me marcho a seguir corrigiendo. Si tienen alguna duda sobre el sexo y la reproducción, no lo duden, no les voy a responder ni a una. Que para eso tienen padres, madres, novi@s, maridos, etc. Yo sólo ejerzo de sexóloga si me pagan, of course.

domingo, 12 de octubre de 2008

12 de Octubre, mi aniversario bloguero.

Hoy cumplo dos años como bloguera. Comencé en Canarias y hoy me encuentro en casa. Mojada en el día del Pilar, pero en casa. Lo que he vivido en las últimas 20 horas definen un poquito cómo soy y cómo me gusta pasar estos días... Ahí va.

Día 11 de octubre de 2008: 20:30h de la noche.
Vi unas jotas en la Plaza del Pilar, con mi hermana. Claro que no sólo las vi, también grabé un poquito...




video

Y después, muy cerquita, el la Plaza de San Bruno, Joaquín Pardinilla y La Ronda de Boltaña. Y la invitada especial: Mª José Hernández cantando Mermelada de Moras. Tan abarrotada estaba la plaza y adelaños (La Seo), que mi grabación sólo quedó en un intento desesperado de poder compartir con vosotros este momento. Como no ha podido ser, pero el Señor Youtube es la caña, os dejo con una actuación que merece la pena ser vista y oída.



Día 12 de Octubre de 2008. Sobre las 12 h del mediodía.

Mi hermana y yo volvemos a la Plaza del Pilar, para ver la Ofrenda. Una Ofrenda pasada por agua. Más que pasada, empapada diría yo.





Si sólo puedo pasar 20 horas disfrutando de Fiestas, esto es lo que me gusta hacer. Sin lluvia, claro, pero ante eso no puedo hacer nada. Y, la verdad, prefiero conmemorar mis dos años de bloguera así, que con alguna de esas historias de infelices que en ocasiones se me ocurren. A ver si con ocurrencia y ganas me felicito algún año más.

domingo, 5 de octubre de 2008

Sueños imposibles



Salí como una flecha de allí. El agobio apenas me dejaba respirar en aquel triste lugar. Un hospital no es el mejor sitio para soñar, pensé. Llegué sin apenas aliento y me sumergí en el agua. Mi ritmo era acelerado y me ahogaba entre las burbujas. Decidí entrar en el vaporoso mundo del baño turco. Allí, donde existen luces de todos los colores, estaba él. Lo fui divisando mientras entraba, pues la bruma no me dejaba ver bien. Me coloqué en el sitio en el que siempre me siento e incluso, en ocasiones, me echo. Nos miramos unos instantes. Las luces seguían cambiando su color y cuando intentaba tomar aire de nuevo, él se colocó frente a mí, tan cerca que hasta pude ver sus ojos. Me besó y yo me dejé besar, de hecho, incluso le besé con más fuerza. Me acariciaba con sus manos húmedas y todos mis poros respondían con más humedad. No sé cuánto duró aquello, pero, una vez tumbados, el agua de nuestros cuerpos se fundió rápidamente y después se evaporó. Cuando ya no me quedaban fuerzas me escabullí. Aproveché el momento en el que volvía el vapor y la oscuridad para salir corriendo. Y no eché la vista atrás. Sólo en la ducha me pregunté por un momento quién era y porqué me había elegido. Obviamente no era la chica más sexy del lugar y para mí él si lo era. Me vestí y volví a la realidad más dura. Mi madre seguía postrada en la cama, las fiestas habían comenzado... Mi corazón seguía acelerado, pero la causa era más incierta que nunca... ¿Cómo pude soñar despierta?